El Día Mundial de los Mares

Home / Artículos y Noticias / El Día Mundial de los Mares
El Día Mundial de los Mares

El 29 de setiembre celebramos el Día Mundial de los Mares. Fecha establecida por las Naciones Unidas para educar acerca de la importancia de mantener y mejorar la seguridad de la fauna marina y prevenir la contaminación de los océanos.

La importancia de los mares y océanos radica en que son una gran fuente de recursos biológicos y naturales, fuente de alimento y empleo; además son una de las vías de transporte y comunicación más importantes. Los océanos y mares son también reguladores del clima, modeladores de costa, y pueden ser una de las fuentes de energía limpia y renovable.

Los hábitats marinos se encuentran actualmente amenazados por el cambio climático, la sobrepesca, el desarrollo de infraestructuras y la contaminación. Sin el mar la vida sería imposible en nuestro planeta. No obstante, los seres humanos abusamos de su generosidad. Actualmente, a los pescadores les resulta cada vez más difícil encontrar especies que antes eran abundantes, asimismo, fenómenos como El Niño han contribuido a que se entienda cabalmente la influencia del océano en el clima y en el tiempo. Pero hay cambios menos visibles: se han pescado en el presente siglo millones de toneladas de especies marinas, muchas de ellas en vías de extinción, y se han vertido en los océanos miles de millones de toneladas de pesticidas y de otras sustancias tóxicas. Al mismo tiempo, el calentamiento global genera aumentos en el nivel medio del mar y ha elevado las temperaturas marítimas generando migraciones y la extinción de diversas especies afectando inclusive la capacidad del ser humano para acceder a recursos.

Hoy es un día para considerar que la salud de los mares dependerá de la medida en que replanteamos nuestra actitud y reconsideremos nuestras actividades como humanos en relación con el, desarrollando las actividades económicas con mayor cautela y control, debemos reducir el vertido de aguas residuales, los residuos industriales, residuos sólidos, ordenar la ocupación de sus playas y crear áreas de protección de su biodiversidad. Hagamos esto con la certeza de que causando el menor impacto sobre ellos, marcaremos una nueva manera de relacionarnos con la naturaleza que hará la diferencia.

Ha llegado la hora de modificar nuestro comportamiento. Podemos orientarnos a desarrollar una voluntad de integración armoniosa y duradera con los sistemas naturales que nos permiten vivir. Tenemos la capacidad de usar y no abusar de los ecosistemas.

@Cecilia Rodriguez La Rosa Pratt.

Google+